Hace poco compartí un post en Instagram sobre este tema y ante varias consultas e intervenciones, me pareció importante ampliar un poco más sobre el mismo.

En muchas ocasiones se confunde la aceptación con rendirse, y quiero decirte que no hay nada más alejado de la realidad. Aceptar es una herramienta que permite que el sufrimiento no se vuelva el protagonista de tu vida. Aceptar tampoco es conformismo; estamos en una sociedad donde la persistencia es muy bien vista, pero cuando se confunde con la resistencia, puede causar más dolor que provecho en nuestra vida.

Cuando hablo de Aceptar, me refiero a no pelear con una situación específica que te incomode o que te duela; resistir algo que simplemente es, lejos de ayudarte a evolucionar te ancla más en la situación que te molesta. Resistir implica que te enfocas en ver lo “negativo” que te rodea en lugar de ver las posibilidades que tienes para obrar cambios.

Aceptar implica entonces varios estados:

  • 1: Comprender que tras alguna situación retadora que estés viviendo, hay un PARA QUÉ, hay una razón que si te abres a entenderla, podrás entender el propósito de tener que experimentarla. Para que puedas comprender debes bajar la guardia, y con esto me refiero a dejar la lucha por resistir lo que estás viviendo; sólo estando en un estado de apertura interior podrás abrir las puertas de la comprensión que son clave para este proceso de Aceptación.
  • 2: También puede implicar Perdonar, perdonar a alguien porque quizás te hizo daño, a ti mismo por permitirte algo que eventualmente te reprochas. Perdonar no es “premiar a un tercero” … Perdonar es un acto que te libera a ti para ver con nuevos ojos algún episodio que puede haberte traído dolor. Así que es algo que debes hacerlo por tí, no por los demás.
  • 3: Soltar, implica dejar ir aquello que eventualmente te agobia; con el entendimiento de que hay un propósito para que se den las cosas y habiendo hecho un proceso de perdón, entonces movilizarte en tu camino hacia algo distinto… hacia algo mejor. Soltar es confiar en que todo finalmente pasa y que vendrá algo mejor…Elige creer que siempre adelante hay algo mejor, o sino, ¿qué clase de vida estarías viviendo?

Es por eso que mi principal mensaje es: Acepta las situaciones que te rodean, no busques culpables y poco a poco, con dicho entendimiento, irán llegando las herramientas para seguir el proceso que te corresponde. Recuerda que Aceptar no significa NO hacer nada, por el contrario, una vez tienes la comprensión de una situación en particular, que hayas perdonado si así lo requiere, y que la sueltes, podrás ver con mucha más claridad qué puedes hacer para continuar tu camino.

*** Acepto, comprendo y fluyo ***