Estamos en un momento en que en todas partes escuchamos sobre el manejo de la energía, sin embargo, muchas veces las subestimamos. El mantener en la vida altas vibraciones puede ocasionar que cualquier tipo de experiencia cambie; hablando con un buen amigo mío, hice memoria y con su ayuda, vi con otros ojos una experiencia que no fue para nada agradable, y de ahí surgió la idea de escribir este post sobre el poder de la energía en nuestra vida. Hace ya algún tiempo tuve la experiencia de lo que comúnmente se llama en mi país, Colombia, de vivir un paseo millonario o secuestro express como se llama en otros lugares y consiste en que te retienen temporalmente mientras te sacan dinero de tus cuentas. Afortunadamente más allá del gran susto y de la pérdida temporal de algún dinero y cosas materiales, no hubo ninguna otra consecuencia ni para mí ni para mi madre, ya que fuimos las dos retenidas al tomar un taxi. Haciendo la reflexión con mi amigo veíamos varios puntos: Esto me sucedió sólo unos días después de haberme certificado en Bogotá como facilitadora de Sanación Reconectiva ® y Reconexión®, lo cual al comienzo me resultó curioso pues decía, acabo de prepararme en algo para poder apoyar a los demás, cuáles serán las causas para que me ocurriera esto, y la conclusión a la que llegué es que la oscuridad siempre va a existir, y mientras más se intente trabajar con la luz, la oscuridad se hará más presente, y esta conclusión tomó en mi mucha más validez cuando recuerdo las circunstancias en las que sucedió aquella retención: no hubo ningún mal trato por parte de quienes me retuvieron y con ello me refiero a que en ningún momento hubo una mala palabra ni hacia mi madre ni hacia mí, tampoco hubo maltrato físico, y al final de la retención hasta nos dieron dinero para otro taxi, esto después de pasar el susto, siempre me ha causado gracia. Viendo las circunstancias estoy convencida que mi alta vibración (pues acababa de venir recargada por el trabajo de Bogotá) con seguridad jugó un papel importante para que ese episodio no pasara a mayores y que las personas implicadas en este hecho, se comportaran de una forma “amable” en medio de lo traumático de la situación, ya que sé de muchos casos en los que los desenlaces de este tipo de eventos son muy dramáticos.

Toda esta historia, a modo de ilustración vivencial, va a que creo firmemente que tenemos el poder de transmutar muchas cosas si manejamos altas vibraciones, es decir vibraciones basadas en el amor, no en el miedo, así que el reto es, ¿cómo hacemos para mantenernos vibrando alto cuando vemos alrededor tantas cosas que nos atemorizan? La esencia del ser humano, al ser producto de una creación amorosa es precisamente eso, el amor, así que es cuestión de buscar qué nos ayuda a conectarnos con esa energía amorosa que es intrínseca a nosotros. Por mi parte les cuento, que a partir de este suceso que obviamente marca y causa temor, empecé a manejar lo que se llaman Decretos, que son frases poderosas que te hacen anclar al momento presente por ejemplo en momentos de temor o de angustia, y ayudan a reemplazar la energía del miedo o del temor, por energías amorosas; particularmente uso una que me ayuda a despejar los temores cuando acechan y la quiero compartir a modo de ejemplo por si te hace sentido crear tu propia frase: “La abundancia y el amor del universo siempre me asisten”.

Nuestra principal misión es fomentar nuestra luz y para ello, vibrar alto es vital; te invito a que te preguntes si sientes que la mayoría de veces estás vibrando alto, es decir en el amor, y si no es así, que pienses qué te puede ayudar para trabajar tus temores y poder así potencializar tu energía. Si crees que te puedo apoyar, contáctame!