***

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento – Sócrates

***

Desde que era muy pequeña me hice grandes cuestionamientos sobre la realidad que me rodeaba, sobre la naturaleza de la existencia, y muchas otras cosas que siempre me han mantenido en una búsqueda interior constante, la cual me llevó por muchos caminos para intentar encontrar las respuestas que mi ser se cuestionaba. Me he ocupado en cultivar la “parte espiritual” como se conoce popularmente, apoyándome con las herramientas que me han parecido apropiadas; considero que así como se cuida el cuerpo con deportes o rutinas de ejercicios y una dieta saludable, el intelecto con estudios, especializaciones y demás, aquello que para mi concepto es más importante y es nuestro núcleo, nuestra esencia, debe también ser alimentada para poder lograr un equilibrio mayor. En este camino hice varios seminarios, terapias, y otras actividades las cuales, me han ido aportando valiosa información, para lo que siento que necesitaba en los momentos en que los hice; como parte de este continuo proceso me empecé a preguntar, ¿qué otras cosas puedo hacer además de ejercer mi profesión? – la cual es Ingeniería- … ¿Cómo puedo yo apoyar más a las personas?, partiendo del hecho que siempre he pensado que estamos aquí para podernos ayudar mutuamente y que en la medida en que cada uno de nosotros sea una persona feliz, equilibrada y armónica, esto se verá reflejado en la sociedad y en el colectivo humano; en esta etapa de discernimiento llegó a mis manos junto a un amigo muy querido, información valiosa sobre coaching. Había escuchado mucho del término pero nunca había ahondado sobre su esencia; la escuela que estaba ofreciendo esta certificación de coaching, que es Coaching for Wellness, tenía un background muy afín con todo aquello que resonaba conmigo y entendiendo las bondades que trae el coaching, decidí iniciar mi formación convencida que es algo que puede apoyar inmensamente a quien esté dispuesto a acogerlo por diversas razones:

  • No se trata de que alguien me solucione mis situaciones: Tengo el pleno convencimiento que el hacer de nuestro paso por la tierra una experiencia magnífica o desastrosa, está al alcance de cada ser … Cada ser es artífice de su vida. En coaching, el coach (entrenador) no sabe más que el coachee (cliente), interpretando el saber como conocimiento, es una relación de igual a igual. Entonces se podrá preguntar, y si la otra persona no tiene más conocimiento que yo, ¿cómo me puede ayudar? El coach se ha preparado para sintonizarse con el coachee y facilitar a través de la elaboración de preguntas poderosas a que encuentre en su interior cuáles son sus reales motivaciones, cuáles son las causas de los desequilibrios que hay en su vida y a que genere las soluciones más adecuadas para mejorarlas; para esto es necesario desarrollar una empatía genuina, un poder de escucha profunda, una intuición afinada y la ausencia completa de juicio … es estar en la piel del coachee y estar con él y para él en todo su proceso
  • Se basa en la plena convicción del potencial humano: El coaching parte de que cada ser es completo y tiene a su alcance las herramientas para ajustar todo aquello que puede funcionar mejor. Es labor de coach conectarse a un nivel profundo con el coachee, a un nivel del ser, para ayudarle a encontrar aquellas respuestas que le van a traer más armonía a su vida .
  • Es un proceso profundo: El coaching en el que fui formada es transformacional, es decir que se conecta y toca la profundidad del ser, y al hacerlo, trae la concientización de muchos aspectos que al volverse tangibles o evidentes y al pasar a ser objeto de práctica continua, genera que los cambios que se produzcan sean radicales y transformadores
  • Es aplicable a cualquier tipo de situación: Las situaciones humanas son muy diversas y la magnitud en que cada ser las vive es muy variable dependiendo del momento y la situación de vida en el que se dan; el coaching puede apoyar a nivel personal a identificar obstáculos que estén impidiendo lograr metas, en los cambios de hábitos, en afrontar situaciones que estén afectando en proporción importante la parte emocional, mejorar aspectos específicos en la relación con los demás, etc. A nivel ejecutivo, es una herramienta poderosa para mejorar el desempeño o habilidades específicas, mejorar el clima organizacional y/o de un grupo de trabajo, mejorar el enfoque en el logro de los resultados, entre otros.

El coaching busca potencializar al ser humano y llevarlo a un estado de equilibrio y armonía; para que este sea efectivo es necesario que el coachee esté dispuesto a adentrarse en su ser para hacer este proceso maravilloso de exploración y que esté comprometido a elaborar planes de acción para lograr las metas que se plantee y que estén alineadas con su propósito de vida

Mi experiencia con el coaching ha sido maravillosa … considero que mi vida está en un proceso continuo de mejora y para esto, he encontrado en el coaching una forma efectiva de ir ajustando y llevando a cabo este proceso. ¿En qué aspectos crees que te podría apoyar a ti?